Con la utilización de esta técnica, los operarios pueden con sus pértigas, alcanzar hasta 20 metros de altura, con sistemas de agua pura obtenida por ósmosis inversa, la cual no deja residuos al secarse la superficie limpia, alargando, por tanto, los períodos de limpieza, lo cual redunda en beneficio económico del cliente.

Esta técnica se aplica a la limpieza de cristales de difícil acceso, placas solares, etc. Esta técnica se aplica a la limpieza de cristales de difícil acceso, placas solares, etc.

Esta agua está tratado por un sistema de 4 filtros, obteniendo así agua totalmente libre de cualquier sustancia que pueda dejar rastros en el cristal.

Ventajas:

  • Hasta un 50% más rápido que otros métodos.
  • Ecológico por la ausencia de químicos.
  • Económico.
  • Seguro al evitar alturas para el operario.
Contacto
Contacto